¡NO+Pino en el Ojo!
Sumándonos a la conmemoración del Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles a gran escala, el Colectivo VientoSur con el apoyo de la Coalición Mundial por los Bosques, estamos lanzando la Campaña “No+Pino en el Ojo”. “No+Pino en el Ojo”, surge con el objetivo de informar a la comunidad sobre los impactos generados por los más de 40 años de la implementación del DL 701, así como reflexionar e incidir en la discusión de una nueva Ley Forestal para Chile. Consiste en un juego de cinco infografías que abordarán diversos ámbitos, tales como biodiversidad, tierra y territorio, agua, pobreza, empleo, etc., y sus conflictos asociados. Las infografías saldrán al aire cada dos semanas, y son de uso libre para todas las organizaciones que quieran difundir estos contenidos.» Leer Más
Organizaciones sociales se pronuncian por detención de proyectos inmobiliarios y diálogo regional para la protección de la precordillera de Santiago
Santiago, 9 de agosto 2016 Comunicado Los abajo firmantes manifestamos nuestra satisfacción por la reciente paralización de obras de tres proyectos inmobiliarios de la empresa Inmobiliaria Macul (Juan de Dios Vial Echaurren) en la precordillera de Peñalolén, determinada por el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago, y derivada de la denuncia interpuesta por la Comunidad Ecológica de Peñalolén, con el respaldo de otras organizaciones sociales y que acreditó el fraccionamiento de proyectos realizado por la empresa para eludir el  Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. No obstante lo anterior, lamentamos que en dos de los tres proyectos denunciados (cada uno de 4,7 hectáreas), la paralización de obras se concreta después que los árboles, toda  la vegetación presente y el suelo han sido totalmente extraídos, provocando o facilitando el grave daño ambiental que la denuncia buscaba precisamente evitar y por el cual evaluamos acciones legales. Esto, habiéndose realizado oportunamente la denuncia ante la SMA, en diciembre de 2014, apenas conocido el otorgamiento de los respectivos permisos de construcción por parte de la Municipalidad de Peñalolén, tras lo cual transcurrieron alrededor de 16 meses hasta que comenzó la tala de árboles y extracción de masa vegetacional nativa, sin que se tomaran medidas provisorias y contando la SMA con todas las evidencias del fraccionamiento de los proyectos denunciados. Con todo, debemos considerar que gran parte de la precordillera de Santiago ya ha sido depredada a manos de una industria inmobiliaria muy desregulada -particularmente la misma Inmobiliaria Macul, usando las mismas prácticas ilegítimas- y una gestión local obsecuente ante sus impactos socio-ambientales. Justamente, para enfrentar de manera integral la necesaria protección de la precordillera y evitar la judicialización consecutiva de nuevos proyectos insustentables en esta zona, hemos iniciado un proceso de diálogo e incidencia con el Intendente de Santiago, Claudio Orrego, las Secretarías Regionales  de los Ministerios de Vivienda y Urbanismo y Medio Ambiente, y las Direcciones Regionales de ONEMI y CONAF. Durante una reciente reunión coordinada por la Intendencia hemos propuesto a estos organismos públicos del nivel regional una agenda de trabajo que, partiendo por el congelamiento temporal de proyectos inmobiliarios de cierta envergadura al oriente del canal Las Perdices, establezca una mesa de trabajo público-ciudadano e inicie, con respaldo académico, un proceso para la elaboración y aprobación de un Plan o Programa: SANTIAGO PROTEGE SU PRECORDILLERA, que incluya las necesarias medidas para cautelar de manera integrada las funciones o servicios socio-ambientales que esta zona brinda a toda la cuenca y la ciudad de Santiago: Infiltración de aguas lluvias, para prevenir inundaciones y escasez hídrica subterránea en Santiago. Ventilación de la cuenca, para reducir la grave contaminación atmosférica que sufre Santiago. Recreación y hábitat, generando identidad de la ciudadanía con el patrimonio natural, la geografía y la historia social del territorio. Protección de la biodiversidad presente» Leer Más
Todo Por Perder: Potenciales impactos del TPP sobre la naturaleza y la justicia socio-ambiental
Por Eduardo Giesen Publicado en Radio U de Chile La eventual aprobación del Tratado TransPacífico (TPP, por sus siglas en inglés) por parte del Congreso y su implementación podrían generar impactos negativos sobre los bienes naturales, el hábitat y medios de vida de comunidades indígenas, el medio ambiente y la salud humana en general, directamente derivados de la aplicación de su capítulo 20, sobre Medio Ambiente, y otros capítulos del Acuerdo. A continuación exponemos algunos aspectos que nos parecen relevantes al analizar el TPP con un foco en sus impactos sobre la naturaleza y el medio ambiente. Leyes ambientales al mejor postor El capítulo 20 del TPP sobre Medio Ambiente, se ocupa, en términos formales, por un amplio conjunto de aspectos ambientales, y, como históricamente lo han hecho los acuerdos de libre comercio, enfatiza el respeto al derecho soberano de las partes de establecer sus propias leyes ambientales y la necesidad de hacerlas cumplir en el territorio de su jurisdicción. El Tratado también establece que ninguna parte puede deliberadamente debilitar su protección ambiental con el fin de favorecer el comercio o la inversión entre la partes. Sin embargo, como sabemos a partir de la experiencia acumulada, estos artículos se transforman en letra muerta cuando caen en las interpretaciones que las empresas y los propios gobiernos hacen sobre estas disposiciones. En concreto, el TPP no se refiere a ningún estándar internacional para el establecimiento y vigencia de leyes ambientales nacionales, como podrían ser las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), limitándose a expresar como criterios “el ejercicio razonable de (la) discrecionalidad” y la “buena fe respecto a la asignación de recursos ... para la aplicación de sus leyes ambientales”, quedando estas sometidas a los intereses de los actores empresariales que se beneficiarán del comercio y las inversiones derivadas de la implementación del Tratado. Flexibilidad y mercantilización de bienes naturales El cuadro de debilidad normativa ambiental se completa cuando el TPP explícitamente alienta al “uso de mecanismos flexibles y voluntarios para proteger los recursos naturales y el medio ambiente en su territorio”; como “auditorías y informes voluntarios, incentivos basados en el mercado, intercambio voluntario de información y conocimiento especializado, y asociaciones público-privadas.” Existen múltiples antecedentes de procesos normativos o legislativos ambientales que se han visto obstruido o debilitado para dejar mayor espacio a la “responsabilidad social empresarial” (RSE) y estos mecanismos flexibles, que suelen conllevar procesos de especulación y corrupción, con consecuencias socio-ambientales y económicas negativas. Con esta misma orientación, el TPP es también explícito y enfático en “promover el comercio y la inversión en bienes y servicios ambientales en la zona de libre comercio” y abordar cualquier potencial barrera no arancelaria a este comercio, configurando un marco generalizado de mercantilización de bienes comunes, y atentando contra la soberaní» Leer Más
Plataforma Chile Mejor Sin TPP llama a estar alerta y organizados ante inminente firma del acuerdo
Los plataforma, que reúne a más de 100 organizaciones sociales en contra de la suscripción de Chile al acuerdo comercial, aseguró que con la firma del TPP “el gobierno chileno dará un paso más en la pérdida de nuestra soberanía”. Luego de varios meses de expectación y continuando con el secretismo con que el Acuerdo Transpacífico –más conocido como TPP, por sus siglas en inglés- fue negociado, el gobierno de la presidenta Bachelet firmará este jueves en Nueva Zelanda el acuerdo que ha provocado el rechazo de la ciudadanía organizada. Durante el pasado 22 de enero, diversas organizaciones se manifestaron en todo Chile en contra de las implicancias que el tratado tendrá en áreas tan sensibles como la salud, las semillas, el uso de Internet y los Derechos Humanos de los pueblos indígenas y ciudadanos en general. Sin embargo, el gobierno ha decidido persistir en su decisión de firmar el acuerdo junto al resto de los 11 países participantes durante este próximo 4 de febrero. Al respecto, Carlos Figueroa, uno de los voceros de Chile Mejor Sin TPP, aseguró estar decepcionado con el canciller Heraldo Muñoz y la forma en que éste ha conducido las negociaciones de nuestro país respecto a este tratado: “Hoy firma el TPP sin apoyo del parlamento y sin apoyo social, poniendo en riesgo derechos sociales de miles de chilenos e hipotecando la soberanía en beneficio de las empresas internacionales", recalcó. Desde la plataforma cuestionan la poca información que se ha ofrecido a los chilenos y chilenas sobre las ventajas y desventajas que implica el acuerdo de más de 6.000 páginas, que es liderado por Estados Unidos. Sin discusión pública al respecto, ya son varios los parlamentarios que han adelantado su voto en contra de la suscripción de Chile al acuerdo. En esta instancia, diputados y senadores sólo podrán aprobar o rechazar el tratado sin modificaciones posibles. "Nos privaron durante 5 años de los contenidos que se negociaban en el TPP y ahora le pedirán al parlamento la aprobación de un tratado que cede soberanía y empodera a las trasnacionales en nuestro territorio. Los parlamentarios de todos los colores políticos deben leer con precaución las consecuencias del acuerdo antes de votar”, recalcó Figueroa. El SEGUNDO TIEMPO DEL TPP: EL ROL DEL PARLAMENTO Para este jueves 4 de febrero, se espera que mientras las autoridades chilenas estén ratificando el TPP en Nueva Zelanda, las organizaciones detractoras del acuerdo se manifiesten frente a La Moneda con una velatón –a las 18.30 horas-, en señal de luto por la pérdida de soberanía del país. Durante los meses en que la ciudadanía ha podido acceder al contenido del acuerdo, también se han abierto nuevas denuncias: por ejemplo, la de violación de los derechos humanos de los pueblos indígenas, a los que no se les ha consultado» Leer Más
Comunicado de Basura Cero Chile ante incendio en relleno Santa Marta
  Esta mañana los habitantes de Santiago y alrededores amanecieron sumidos en una nube tóxica, producto del incendio en el relleno sanitario de Santa Marta, ubicado en Talagante. A pesar de las afirmaciones del Intendente Metropolitano, sostenemos que se trata de emanaciones gaseosas y partículas con alta toxicidad, las que, dependiendo del grado y duración de exposición, así como de la vulnerabilidad de la población expuesta, puede causar graves daños a la salud. Aparte del impacto agudo de partículas, monóxido de carbono y otros gases sobre la población más vulnerable -niños, mujeres embarazadas, ancianos y personas con afecciones cardio-respiratorias- las dioxinas y furanos que necesariamente se han generado y emitido con este incendio -dadas las características de los residuos y las condiciones de temperatura y ventilación descontroladas de su combustión- son agentes cancerígenos que mantienen su capacidad de daño durante largo tiempo y trasladándose amplias distancias, persistiendo en distintas etapas de la cadena alimenticia. Esto genera una particular preocupación, si se considera que el incendio ocurre en una zona eminentemente agrícola. Demandamos a las autoridades políticas, sanitarias y ambientales a no reaccionar irresponsablemente frente a esta grave contingencia y, sobre todo, a actuar con altura de miras en relación a la evaluación de ella. En igual grado de importancia, demandamos a las autoridades a definir políticas de gestión de los residuos sustentables y participativas. Hacemos notar que este incendio es una muestra -amplificada en intensidad y reducida en tiempo- de las potenciales consecuencias de la introducción de soluciones basadas en la incineración de residuos urbanos, que también pueden verse afectadas por incidentes como el que estamos viviendo hoy en la capital. Llamamos a la población a minimizar su exposición a la contaminación generada por este incendio y a poner atención sobre las causas de esta crisis ambiental, originada en un modelo insustentable, depredador y altamente riesgoso de manejo de residuos, basado en la acumulación y eliminación (y despilfarro) masivas de residuos urbanos, que además se ha transformado en un nuevo espacio para la corrupción política. Invitamos a la ciudadanía a respaldar y exigir a las autoridades nacionales y locales la implementación de políticas y planes orientados a la disminución de los residuos generados y a su recuperación, mediante estrategias Basura Cero: tener conciencia, rechazar y reducir el sobreconsumo, reutilizar y reciclar los residuos,  iniciativas participativas de reutilización, reciclaje y aprovechar aprovechamiento dla e materia orgánica a través del compostaje, la lombricultura y la biodigestión, en conjunto con medidas de responsabilidad productiva. Podemos evitar desastres como este en el futuro con acciones positivas en el presente. Seamos parte de la solución y no del problema. Alianza Basura Cero Chile @BasuraCeroChile Contacto: Eduardo Giesen, celular: +569 91630995  » Leer Más
Acuerdo climático: los ataques contra la humanidad continúan en París
Por Eduardo Giesen A. El título de este artículo, que contrasta con el teatral júbilo que apreciamos al cierre de la COP21, adquiere todo su sentido cuando se piensa en las millones de víctimas del calentamiento global, en los afectados directos por los eventos climáticos extremos y la elevación del nivel del mar, en los refugiados climáticos; y cuando se comprende que gran parte de estas víctimas -pasadas, presentes y futuras- responden a una falta de voluntad y decisión política por parte de los gobiernos reunidos año tras año en la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático. Con alta probabilidad, las primeras y más entusiastas celebraciones tras el Acuerdo alcanzado en París tuvieron lugar en los hoteles cinco estrellas de la capital francesa, donde se hospedaban los negociadores de las potencias mundiales y los lobbistas de las corporaciones multinacionales acreditados en la COP21. Es que, si bien desde los movimientos de justicia climática se temía un mal acuerdo, que continuara con la impunidad para los responsables históricos del calentamiento global, la promoción de falsas soluciones y la mercantilización de la naturaleza, el texto firmado por los negociadores de 195 países (sólo se marginó Nicaragua) representa una profundización y perpetuación de estas tendencias en el marco de las negociaciones internacionales. Chao Protocolo de Kioto El Acuerdo plantea el objetivo de limitar el aumento de temperatura promedio global a 2°C y hacer los esfuerzos (?) para que no supere 1,5°C respecto de la era pre-industrial, pero no establece metas individuales ni grupales (según nivel de responsabilidad o capacidad) para que las Partes (países firmantes) en su conjunto logren este objetivo global, el que de hecho ya ha sido cuestionado por activistas y especialistas climáticos, por ser ampliamente insuficiente para detener la crisis. Tal como si se tratara de un convenio entre empresas privadas, el Acuerdo deja el cumplimiento de estas metas globales a la buena voluntad de la Partes, mediante la publicación y cumplimiento unilateral de sus contribuciones previstas determinadas a nivel nacional de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Es decir, cada cual se compromete a reducir, no según su responsabilidad en la crisis y sus capacidades de reducción, sino de acuerdo a lo que está dispuesto a reducir. Lo anterior, aun cuando el propio texto acordado reconoce que las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional comprometidas hasta ahora por las Partes están lejos de permitir cumplir con el objetivo propuesto. Se ha estimado que éstas conducen a un aumento de al menos 3°C -una verdadera catástrofe mundial-. Ilusamente, al tiempo que ni siquiera considera las emisiones del transporte aéreo y marítimo (aproximadamente el 10% de las emisiones globales de GEI), el acuerdo llama a las Partes a comunicar en ¡2020! sus estrategias de desarrollo bajo en carbono con miras a ¡2050! ¡Mercados» Leer Más
Manifiesto II jornada internacional contra la incineración y por Residuo Cero
Las organizaciones firmantes reunidas en Montcada i Reixac (Barcelona, Cataluña) los días 27, 28 y 29 de Noviembre de 2015 contra la incineración y por el residuo cero, queremos manifestar: Nuestro rechazo a la incineración y a la coincineración de residuos, por ser perjudicial para la salud de las personas y el medio ambiente y economicamente insostenible, La (co)incineración de residuos produce compuestos químicos tóxicos (furanos, COPs, metales pesados, ftalatos, etc.). Una vez liberados en el medio ambiente y en el aire que respiramos, estos compuestos tóxicos son adsorbidos por la tierra y el agua, pasando, así a plantas, animales y personas. En los tejidos humanos, estos compuestos químicos se se bioacumulan causando serios daños a la salud (cánceres, disrupciones hormonales, problemas respiratorios, enfermedades raras, etc.). La incineración contribuye al cambio climático Al contrario de lo que dice la industria, la incineración produce gases de efecto invernadero y sus emisiones no se pueden considerar en ningún caso neutras frente al cambio climático. Incinerar residuos orgánicos se considera carbon-neutro según la ley, lo que se considera poco riguroso y tendencioso. Incinerar residuos orgánicos emite gases de efecto hinvernadero, sin consideración del origen del carbono. Más aún, la propia producción de alimentos que no se llegan a consumir genera importantes emisiones de gases de efecto invernadero. En cuanto al resto de residuos, su quema emite altos niveles de CO2, como en el caso de los plásticos, derivados del petróleo o gas. La incineración es una fuente de energía sucia e ineficiente A menudo se vende la incineración como una fuente de energía limpia y parte de la transición energética. Sin embargo, la incineración de residuos tiene unos niveles de aprovechamiento energético muy pobres, que son todavía más escasos si tenemos en cuenta el gasto energético de la extracción, la producción, el transporte y consumo y el transporte de los mismos una vez se transforman en residuos. La poca producción energética de la incineración no compensa el ahorro energético fruto de la prevención, la reducción, la reutilización y el reciclaje. La incineración es una estafa Las industrias cementeras y las incineradoras reciben subvenciones fruto de los derechos de emisión de CO2. Al considerarse falsamente que la quema de residuos es neutra ante el cambio climático, se les contabilizan menos emisiones de las reales. Así mismo, los supuestos “beneficios económicos” de incineradoras y cementeras son claramente deficitarios para el Estado y la sociedad, si tenemos en cuenta los costes ambientales y sociales. Son ejemplos la limpieza de tierras y aguas o el gasto sanitario, las bajas laborales y la reducción de esperanza de vida vinculados a problemas respiratorios fruto de la incineración. Hay alternativas Hoy en día, contamos con medios tecnológicos, económicos» Leer Más
Comunidades y organizaciones articulan su oposición al modelo extractivista en el Wallmapu
Comunicado público En el marco del Taller final de la Iniciativa de Resiliencia de Comunidades de Conservación en Chile 40 miembros de comunidades mapuche, organizaciones sociales e interculturales, reunidas en Padre Las Casas, Wallmapu, realizaron un taller en el marco de un diagnostico denominado “Iniciativa de Resiliencia de Comunidades de Conservación”, de la Coalición Mundial por los Bosques, los días 23 y 24 de noviembre del 2015. En el encuentro, los asistentes coincidieron en responsabilizar de la actual crisis política, social y ambiental al imperante modelo extractivista desarrollado por sectores empresariales, promovido y amparado por el estado, a través de plantaciones forestales y proyectos energéticos, entre otros, Ante esta realidad, se asumió la decisión de trabajar y luchar en unidad por la recuperación de la identidad, los derechos y el fortalecimiento o de las organizaciones y alianzas territoriales, nacionales e internacionales. Del encuentro surgieron las siguientes exigencias al Estado chileno: El reconocimiento pleno de los Pueblos Originarios, el respeto a la autodeterminación y derechos colectivos, consagrados en normas y tratados internacionales de derecho, como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración ONU sobre Derechos de los Pueblos Indígenas. La reparación de las tierras y territorios ancestrales que han sido usurpados al Pueblo Mapuche. El término de toda forma de fomento de plantaciones forestales y el desmantelamiento del modelo forestal y sus nefastas consecuencias sociales y ambientales en toda su cadena de destrucción (plantaciones, celulosa, bio-energía, etc.). La re-asignación de recursos públicos, entre ellos, los que han sido destinados al subsidio forestal a través del Decreto Ley 701, para la devolución de tierras, la restauración y revitalización de bosques nativos, tierras cultivables y territorios; así como la promoción de agricultura campesina y conservación de la biodiversidad por las propias comunidades y otros de tipo social en educación y salud. Frenar la promoción de la expansión e invasión de proyectos hidroeléctricos y mineros en los territorios, restituyendo y asegurando la soberanía de los pueblos y comunidades locales sobre el agua y otros bienes naturales. La protección efectiva de lugares sagrados y de pertenencia cultural, varios de los cuales se encuentran amenazados o afectados por proyectos extractivistas. El fin a la violencia estructural estatal expresada en la militarización de los territorios ancestrales, la criminalización y represión sobre comunidades y sus dirigentes. Los participantes hicieron un llamado a la articulación de las distintas expresiones territoriales, organizaciones tradicionales y sociales, para seguir fortaleciendo los procesos de defensa de los territorios y la construcción de formas de autonomía y autodeterminación. Finalmente se estableció una agenda de trabajo en las siguientes áreas de coordinación: organización y articulación; identidad y educación; y resistencia, incidencia y alternativas al modelo extractivista, en aras de la construcción del buen vivir en el Wallmapu. Participaron representantes de las comunidades de Santa Bá» Leer Más
Alianza Basura Cero Chile hace su lanzamiento en el marco de Foro Participativo
COMUNICADO DE PRENSA Alianza Basura Cero hace lanzamiento en el marco de Foro Participativo Santiago, 19 de noviembre 2015 Más de 50 personas –estudiantes, empresas de reciclaje, organizaciones de la sociedad civil y recicladores- participaron en el Foro “Reciclando la Política Chilena de Residuos”, organizado por Alianza Basura Cero Chile y realizado en la Universidad de Santiago el pasado miércoles 18 de noviembre. En la ocasión, esta articulación hizo su lanzamiento oficial ante la presencia de autoridades e invitados. El Foro tuvo como propósito abrir un espacio de información y debate en torno a la discusión que se está llevando a cabo a nivel de país para definir una nueva Política de Gestión de Residuos Sólidos en Chile que otorgará el contexto bajo el cual se determinarán las acciones futuras en el ámbito del manejo de los residuos en Chile. La metodología participativa del Foro permitió desarrollar un trabajo colectivo con los asistentes. Entre los elementos que éstos definieron como más relevantes a estar presentes en el futuro documento, se encuentra el énfasis en la educación permanente de la comunidad como actor fundamental para el éxito de la gestión sostenible de los residuos, la apertura de espacios de participación protagónicos y efectivos donde los ciudadanos puedan hacerse parte en la elaboración de las políticas y no solo en su posterior revisión y la promoción de instrumentos de gestión efectivos que hagan el trabajo de los municipios –fundamental a la hora de implementar las políticas de gestión de residuos- menos burocrático y más transparente. El Foro contó con un Panel de invitados conformado por  Maritza Rojas, de la Oficina de Residuos y Riesgo Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente,  Donatella Fuccaro, de la Subdirección de Medio Ambiente de la Ilustre Municipalidad de Santiago y Eduardo Giesen, en representación de las organizaciones que conforman la Alianza Basura Cero Chile. Maritza Rojas hizo un recorrido por el marco político y legal en donde se desarrolla la gestión de los residuos en el país, mientras que Donatella Fuccaro dio cuenta de los espacios de gestión que usa la Municipalidad de Santiago para implementar políticas de reducción, reciclaje y compostaje en la ciudad.  Por su parte, Eduardo Giesen hizo un recorrido por los principios de la Alianza Basura Cero Chile y se refirió a la forma en que ésta debiese estar inserta en la discusión de la política . Entre los puntos expuestos destacó la crisis sistémica como un elemento central a abordar a la hora de hacer el diagnóstico que explique por qué el problema de la basura es creciente y cada vez más problemático; la necesidad de una mirada holística del desafío que nos imponen los residuos: la importancia de analizar de manera responsable el ciclo de vida de los materiales y la importancia» Leer Más
FORO DEBATE  A 40 AÑOS DEL DL 701: un examen crítico al modelo forestal chileno
Sobre la base del subsidio estatal, este modelo ha consolidado la presencia avasalladora de monocultivos de pinos y eucaliptus en la zona centro-sur de Chile, hipotecando el desarrollo armónico en los territorios. Este Foro-debate pretende enriquecer el intercambio participativo de visiones sobre los impactos del modelo forestal en Chile a través de la diversidad de experiencias de los panelistas, pasando de la visión internacional a los distintos aspectos de la experiencia chilena, y, en conjunto con el público presente, abrir un espacio para las estrategias y alternativas desde la sociedad civil. Jueves 19 de Noviembre de 2015 18:30 horas Lugar: Auditorio FAU - Portugal n° 84   Organizan: NIES, Vientosur, FAU. Convocan: Anamuri, Marcha Mundial de Mujeres, OLCA y Red de Defensa de los Territorios del Wallmapu. ¡Ayúdanos a difundir! Los esperamos, » Leer Más