• Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono

© 2018  Colectivo Viento Sur

Diseño por Estudio Animala

NOTICIAS

Iniciativa de Resiliencia de Comunidades de Conservación


Introducción


Colectivo VientoSur está llevando a cabo este proyecto, como parte de la iniciativa mundial de la Coalición Mundial por los Bosques, de la cual es miembro desde 2014. Como componente principal, se desarrolló un trabajo participativo en tres localidades de la zona sur del país, que fueron seleccionadas por la diversidad de sus realidades ecológicas y geográficas, además de enfrentar diferentes riesgos y amenazas para su actividad de conservación.


La primera localiidad fue Santa Bárbara-Quilaco, en la región del Bío-Bío. En ella conviven comunidades campesinas no indígenas y comunidades campesinas del pueblo Mapuche-Pehuenche vinculadas ancestralmente al bosque caducifolio andino y altoandino con araucaria o pewén (su árbol sagrado)(Gajardo, 1994). Sus principales amenazas son los proyectos hidroeléctricos y las empresas forestales.


La segunda comunidad fue Tralcao, en la región de Los Ríos. Su comunidad de campesinos pertenece mayoritariamente al pueblo Mapuche-Lafquenche, con una historia de lucha por la mantención de su cultura y costumbres, así como por la protección de su humedal amenazado por la actividad forestal y la industria celulosa, que afecta de manera directa al bosque y contamina a través de la planta de procesamiento de pulpa de celulosa. Esta comunidad está asociada al bosque templado lluvioso valdiviano, tipo forestal coigüe-raulí-tepa (Donoso, C., 1981).


La tercera comunidad evaluada fue Chanlelfu, en la región de la Araucanía, que pertenece al pueblo Mapuche-Pehuenche. Su principal conflicto es con las plantaciones forestales que amenazan la biodiversidad y lugares de importancia cultural.

Descripción de la crisis socio-ambiental y sus impactos en las comunidades y territorios.


El modelo económico neoliberal impuesto en Chile ha privilegiado el desarrollo de actividades económicas extractivas, especialmente minería, agroindustria de exportación y forestal, esta última de gran expansión en las zonas evaluadas. Estudios realizados por entidades de investigación y protección del bosque consignan al modelo de desarrollo forestal chileno como el principal factor de pérdida de bosques nativos (Aguayo et al, 2009) y con ello de la biodiversidad, afectando directamente a las comunidades campesinas y pueblos originarios, cuyo sostén está íntimamente ligado al bosque, desde su alimentación y medicina ancestral hasta su religiosidad, entre otros. Sumado a ello que la industria de la celulosa ha contaminado los territorios. Además, la demanda energética de la industria extractiva ha significado la instalación de grandes proyectos hidroeléctricos y líneas de transmisión en algunas zonas evaluadas en el marco de esta iniciativa.

En este escenario, las comunidades han sufrido la disminución dramática de la biodiversidad, la relocalización territorial con escasa o nula adaptación, la escasez de agua incluso para el consumo humano, afectando también la crianza de animales y la agricultura, por lo que la lucha por la conservación de la biodiversidad, el modo de vida y cultura de las comunidades estudiadas parece un elemento vital para la sostenibilidad de los ecosistemas.


Descripción de las amenazas internas y externas identificadas para las comunidades


Amenazas internas

  • Migración de jóvenes campo – ciudad por falta de oportunidades en los territorios rurales, la comunidad envejece.

  • Pérdida de los conocimientos ancestrales y lengua originaria frente a la discriminación.

  • Atomización de la orgánica comunitaria en función de temas y políticas gubernamentales.

  • Reducción de las superficies de sus tierras para producción agrícola y prácticas ancestrales.

Amenazas externas

  • Escasez y/o carencia de agua provocada por plantaciones forestales a gran escala, com subsidio estatal

  • Crecimiento exponencial de explotaciones forestales que van ocupando terrenos comunitarios

  • Contaminación de ríos y aire por la actividad de la industria papelera

  • Cambios en caudales de ríos originados por hidroeléctricas y plantaciones forestales

  • Pérdida de Biodiversidad y desequilibrios en las cadenas alimenticias

  • Peligro de inundaciones relacionado con represas hidroeléctricas (tormentas, sismos)

  • Falta de consideración del efecto conjunto de los proyectos en la evaluación de su impacto ambiental, sumado a la actividad volcánica y sísmica del país

  • Nuevos proyectos hidroeléctricos

  • Falta de políticas de participación ciudadana en las decisiones que afectan al territorio

  • Cambio de gobierno cada 4 años afecta planes de trabajo con las comunidades, desconociéndose acuerdos anteriores

  • Riesgo de aluviones generados por las talas rasas forestales


Propuestas de estrategias y políticas para contrarrestar estas amenazas

  • Potenciar el empoderamiento y la autodeterminación de las comunidades, facilitando el fortalecimiento de su cultura, lenguas originarias y rescatando sus formas de relación con la naturaleza.

  • Fomentar la recuperación de las capacidades de los ecosistemas del territorio, la regeneración de los bosques y el desarrollo de una agricultura sostenible.

  • Promover políticas públicas que permitan la recuperación de los territorios ancestrales a las comunidades del pueblo mapuche y el ejercicio de la soberaní y participación efectiva para la toma de decisiones en el territorio.

  • Promover el notorio liderazgo y protagonismo desarrollado por las mujeres, tanto en las comunidades rurales e indígenas, como en los espacios urbanos.

  • Limitar la instalación de megaproyectos energéticos y potenciar el desarrollo de proyectos basados en energías renovales no convencionales, con fuerte participación de las comunidades, poniendo a disposición de éstas los recursos financieros y la institucionalidad necesarios.

  • Fomentar la generación local de energía para los proyectos presentes y futuros, evitando las ineficiencias e impactos por transmisión.

  • Desarrollar una educación intercultural que permita modificar las relaciones entre comunidad mapuche y no mapuche, basadas en valores de solidaridad y colaboración, relevando el bienestar de los territorios por sobre otros intereses.

  • Fortalecer la institucionalidad que evalúa y fiscaliza el impacto ambiental de proyectos, que considere adecuados factores y parámetros de post evaluación de éstos.


Recomendaciones preliminares para actores externos.

  • Observar y respetar la cosmovisión de la cultura mapuche con profundidad y sentido histórico, contemplando las particularidades de cada pueblo, al realizar cualquier actividad o trabajo con las comunidades. (la frase original es academicista).

  • Promover el trabajo directo con las comunidades, sacando partido de las estructuras que ya están organizadas al interior de ellas y aprovechando su interés de participar en la resolución de sus propios problemas.

  • Uno de los principios de la cosmovisión mapuche es la dualidad. Bajo este concepto, hombre y mujer tienen igual valor y se complementan. Sin embargo, se ha documentado relaciones de subordinación y violencia que es necesario relevar.